POBESALUD, centro medico privado desde el año 1999, presta servicios de atención sanitaria en Betanzos (A Coruña). Más de 25 especialidades médicas, un completo equipo humano y la última tecnología en equipamiento e instrumental, hacen de POBESALUD un centro médico de referencia en Galicia.
Sab: 09:00 - 14:00
+ (34) 981 770 500

CONSEJOS PARA CUIDAR NUESTRA ALIMENTACIÓN EN NAVIDAD

Se acerca la navidad y con ella los inevitables excesos en nuestra alimentación.Se trata de unas fechas en las que tenemos cenas de empresa, reencuentros con amigos y familia… El denominador común de todos ellos es sentarse alrededor de una mesa a comer.

En general, en estas fechas, nos decantamos por menús más elaborados, que a menudo incluyen salsas o ingredientes ricos en grasas y azúcares, así como abundante variedad de postres y dulces.

Las consecuencias de estos excesos pueden ser notables en pocas semanas. Puede producirse un aumento de los niveles en sangre de azúcar,  ácido úrico y colesterol; así mismo puede producirse una subida de la tensión arterial y un rápido aumento de peso. Todo esto conlleva a un aumento del riesgo cardiovascular, de sufrir sobrepeso u obesidad y al mismo tiempo de desarrollar otras enfermedades metabólicas como la hipertensión y la diabetes.

A continuación os damos una serie de consejos para poder disfrutar de estas fechas de una manera “saludable” y cuidar un poco nuestra alimentación para que no tengan efectos secundarios sobre nuestra salud.

  • A la hora de planificar las comidas es mejor ajustar las cantidades a la hora de comprar y cocinar evitando así que sobre mucha comida y que esté presente en nuestra mesa durante varios días.
  • A la hora de comer es importante no abusar de las raciones y cantidades. Es mejor probar poca cantidad de todos platos y postres e intentar no repetir ración.
  • Cuando preparemos un menú es bueno intentar compensar los entrantes (más ligeros) y los platos principales y así evitar una ingesta calórica excesiva.
  • Cocina de forma saludable los días que no hay eventos gastronómicos (hervido, a la plancha, al vapor…).
  • Recuerda tomar frutas, verduras y hortalizas, equilibrando así un poco la alimentación en estas fechas.
  •  Modera el uso de la sal, evitando así la retención de líquidos.
  • Se recomienda realizar igualmente las cinco comidas diarias (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena) y beber abundante agua (en torno a 8 vasos o 1,5-2l diarios). Intenta no picar entre comidas.
  • Es recomendable comer de forma pausada, disminuyendo así la ansiedad por la comida y saciarse con menos cantidad.
  • Limita el consumo de alcohol o intenta al menos que sean bebidas de baja graduación (vino o cerveza por ejemplo), alternar en todo caso con el agua.
  • Un buen plan para después de las comidas es el dar paseos en familia o con los amigos, nos ayudará a la digestión y reducir los efectos de las comidas copiosas.
  • Hay que tener especial cuidado en estas fechas si padecemos de tensión alta y si tenemos los niveles de ácido úrico, colesterol y azúcar elevados. Es importante el control en aquellos familiares que padecen enfermedades crónicas que se pueden ver afectados por los excesos navideños.

Aunque las navidades sea un tiempo de felicidad, de reencuentros con la familia y con viejos amigos, es importante también cuidar nuestra salud y que los excesos no nos pasen factura.