POBESALUD, centro medico privado desde el año 1999, presta servicios de atención sanitaria en Betanzos (A Coruña). Más de 25 especialidades médicas, un completo equipo humano y la última tecnología en equipamiento e instrumental, hacen de POBESALUD un centro médico de referencia en Galicia.
Sab: 09:00 - 14:00
+ (34) 981 770 500

CONSEJOS PARA UNA VUELTA AL COLE SALUDABLE

El verano toca a su fin y nuestros hijos poco a poco van retomando la rutina invernal. Vamos a hablar hoy en nuestro blog sobre una serie de consejos para una vuelta al cole saludable y que afecte lo menos posible a nuestros niños.

El estado físico y emocional de los más pequeños puede verse afectado por los cambios en la rutina, más ligera durante las vacaciones estivales, que causa un estrés similar al que sufren los adultos en la vuelta al trabajo. Además, es importante prestar atención a los problemas derivados del uso de mochilas, calzado nuevo, o los relacionados con la vista.

MOCHILAS Y PREVENCIÓN DEL DOLOR DE ESPALDA

Uno de los principales problemas de salud asociados a la vuelta al colegio es el dolor de espalda derivado del uso de mochilas con mucho peso. El peso máximo de carga depende de la constitución física del niño, debiendo situarse por debajo del 15 % del peso del menor. Podemos adoptar ciertas medidas de prevención para ello:

  • Elegir mochilas ergonómicas o que tengan ruedas.
  • Colocar los materiales más pesados en la parte baja de la mochila y apoyados en la espalda para conseguir una distribución uniforme del peso.
  • Posicionar la mochila de forma adecuada, debiendo estar bien ajustada, con los tirantes en ambos hombros y de forma simétrica, para evitar la sobrecarga de uno de los hombros.

Con estos consejos podemos prevenir enfermedades como la escoliosis, o una curvatura lateral de la columna vertebral que ocurre en mayor frecuencia en el período previo a la pubertad y que afecta aproximadamente a un 3% de la población adolescente.

CUIDAR LA VISTA

Se aconseja una revisión oftalmológica anual a partir de los 3 años de vida del menor. Es un buen momento el periodo previo al inicio del curso escolar, ya que en algunos casos la disminución de la agudeza visual es causa de fracaso escolar. Si existen antecedentes familiares o diagnóstico previo, la visita se hace obligatoria.

Pueden ser síntomas indicativos de problemas oculares los dolores de cabeza frecuentes, los errores continuados en la lectura (saltos de línea, cambios de letras), o alejar o acercar el texto, entre otros.

EL ESTADO EMOCIONAL

La vuelta a la rutina, entendido como el cumplimiento de horarios y tareas, puede conllevar estados de cansancio o hastío. Estas situaciones, si no son identificadas a tiempo, pueden desencadenar conductas agresivas y estados de irritabilidad del menor. Éstas pueden ser más complejas en caso de cambio de centro escolar o de compañeros, por lo que es necesario estar más atentos.

Una actitud de escucha activa con nuestros hijos, demostrar empatía y apoyo en la nueva situación, y mantener una visión positiva ayudará a prevenir trastornos en el plano emocional, pudiendo el niño afrontar la situación con seguridad en si mismo y sintiéndose acompañado en la nueva etapa.

CUIDAR LA ALIMENTACIÓN Y LOS HÁBITOS SALUDABLES

La época estival siempre es una época más desordenada en todos los sentidos (horarios, alimentación, etc…). Con la vuelta a las rutinas es un buen momento para recuperar la rutina también estos aspectos. Una alimentación equilibrada, saludable y organizada es vital para una buena respuesta del niño en el ámbito escolar. El desayuno se convierte en la comida más importante ya que debe aportar toda la energía necesaria para sobrellevar toda la carga lectiva del día, siendo también aconsejable tomar un pequeño almuerzo a media mañana, preferiblemente alguna fruta o alimento saludable.

Es también fundamental recuperar la rutina en el sueño. El descanso adecuado en cuanto a horas y a calidad del mismo, favorece el rendimiento escolar, siendo en algunos casos uno de los factores causantes del bajo rendimiento académico.

VESTIMENTA Y CALZADO

Ya por último, hablamos de la vestimenta y el calzado. Es importante para el niño llevar la ropa adecuada, que sea cómoda y que no sea excesivamente ajustada. En cuanto al calzado, éste deberá ser cómodo, ajustado al pie (ni muy grande ni muy pequeño, y que no origine zonas de roce), con una suela flexible que permita la correcta movilidad del pie, y que permita transpirar adecuadamente.

Esperamos que estos pequeños consejos pueden ayudaros a afrontar una vuelta al cole saludable para nuestros hijos, evitando problemas tanto físicos como emocionales.