POBESALUD, centro medico privado desde el año 1999, presta servicios de atención sanitaria en Betanzos (A Coruña). Más de 25 especialidades médicas, un completo equipo humano y la última tecnología en equipamiento e instrumental, hacen de POBESALUD un centro médico de referencia en Galicia.
Sab: 09:00 - 14:00
+ (34) 981 770 500

PREVENCION DE ACCIDENTES Y AHOGAMIENTOS EN EL AGUA DE NIÑOS

Hablamos hoy en nuestro blog de la prevención de accidentes infantiles en el agua. En el periodo estival aumentan considerablemente los accidentes y ahogamientos de niños por el aumento de las visitas a la playa o la piscina, y debido a la atracción que ésta supone para desarrollar juegos. Pero debemos recordar que no tienen edad suficiente para ver los peligros ni para actuar si se encontraran en un problema.

Primero haremos un breve repaso por los datos. En los niños de entre 1 y 4 años, el ahogamiento es la principal causa de muerte por lesiones, pero también es importante destacar que el 69% de estos ahogamientos ocurren durante momentos no dedicados al baño, debido al acceso inesperado a piscinas, jacuzzis, o estanques entre otros. En esta entrada te daremos unos consejos para evitarlos.

Siguiendo los consejos de este post se pueden prevenir muchos de los ahogamientos infantiles.

Las recomendaciones que podemos dar son sencillas y fáciles de adoptar para evitar los riesgos en el agua:

  • En primer lugar es importante saber que bastan 2 cm de agua en una bañera o piscina hinchable para que se pueda producir el ahogamiento de un niño. Por este motivo, el primer consejo es no dejar a un niño solo o sin atención cuando se bañe en agua.
  • Cuando acudimos a una piscina, debemos asegurarnos que cuenta con las medidas de seguridad necesarias para este tipo de recintos, como el servicio de socorristas y la valla perimetral, lo que la American Academy of Pediatrics (AAP) denomina “capas o niveles”, evitando el acceso libre de los niños a la zona de agua. Los estudios sugieren que con estos cercos se evitarían más de la mitad de las muertes por ahogamiento.
  • Una vez dentro de la zona de agua, es preciso la vigilancia de los menores en todo momento ya sea estando dentro del agua como al jugar cerca, exista o no la presencia de socorristas. La AAP habla de “supervisión táctil”, tener siempre a los niños al alcance de la mano, y de “vigilante del agua” asignando a un adulto la tarea de vigilar en todo momento, rotando con otros adultos cada 15 minutos, y cerciorándose de guardar durante este tiempo el teléfono móvil o cualquier otra distracción.
  • En caso de que los menores no sepan nadar o lo hagan con dificultad, es necesario el uso de chalecos de flotación para bañarse. Lo flotadores hinchables no son recomendables.
  • Cuando vayamos a la playa debemos enseñar a nuestros hijos a conocer y comprender el significado de las banderas indicativas, que nos dan información del estado del mar y sus condiciones para el baño, y educar en el respeto hacia las mismas.
  • En las playas debemos seguir las indicaciones del personal de salvamento, bañarse siempre en playas con vigilancia y nunca en las zonas prohibidas expresamente para el baño.
  • Por último es fundamental mantener una conducta A.V.A.:
    • Advertir las situaciones de riesgo que nos podemos encontrar
    • Valorar siempre el peligro que puede suponer
    • Adoptar siempre la actitud más segura

Ilustración gráfica de la conducta AVA. Fuente: Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

Con estos sencillos consejos, estaremos previniendo muchos de los peligros y accidentes que ponen en riesgo la vida de nuestros niños en piscinas y playas. Es fundamental seguirlos para que esta actividad tan divertida como es el baño se realice de forma segura.

Para ampliar información puedes descargar esta GUIA PARA FAMILIAS del ministerio de sanidad donde se informa en detalle sobre estos consejos para prevenir accidentes y ahogamientos infantiles.